¡Ayúdanos a mantener SlasHeaven con tus donaciones!

Si te gustan los originales, regístrate aquí para recibir alertas de actualización



¡Recomienda la historia a un amigo!
- Tamaño de texto +
Notas de la historia:
Autora original: izzap

link:
http://fiction.tokiohotelfiction.com/viewstory.php?sid=1359
Notas del capítulo:
Primera Traducción.

(n/a) Mi mente está sufriendo de sobrecarga de trabajo así que está loca idea vino a mi mente. Espero que les guste =) En parte está inspirada en la serie “Time Travelers” de Caroline B. Cooney

TURN BACK TIME

(DE REGRESO EN EL TIEMPO)

Por izzap

1.- Old-Fashioned Lunatic

(Un Lunático anticuado)

 

-Desearía poder regresar, como dos días, y poder volver a tomar este maldito examen- Georg se queja con su mejor amigo Tom, mostrándole un examen con una gran “F” roja en un círculo.

Tom se ríe y palmea a Georg en la espalda de una manera amistosa –Amigo, acéptalo, tú y Física simplemente no se llevan, ni hoy ni nunca-

-Argh, mis padres van a matarme, no, espera, ¡me asesinaran con sus cuchillos hoy en la cena!- Georg gruñe, golpeándose la cabeza con el examen mientras caminan por el vestíbulo después de clases. -¿Crees que el Sr. Hath me deje tomar de nuevo el examen?-

Tom sacude su cabeza y se ríe ligeramente. –Ya sabes lo que dice: no hay segunda oportunidad en el periodo- Dice imitando a su maestro de Física perfectamente.

Georg deja salir un fuerte suspiro mientras salen de la escuela –Quizás si pudiera encontrar una manera de regresar…-

Tom se rié, cortando a su amigo –Georg, compañero, no puedes regresar en el tiempo. Siento informarte, pero viajar en el tiempo es imposible, amigo mío, créeme- Dice en un tono divertido, sacudiendo su cabeza a las ideas locas de su amigo.

-Piérdete. Quizás si es posible- Georg responde cuidadosamente, a pesar de las terribles dudas a sus propias palabras –Lo hacen todo el tiempo en las películas-

-Sí, bueno, también tienen elefantes rosas bailarines en las películas, pero no ves eso todos los días, ¿verdad?-

-Bien, bien, punto aceptado- Dice Georg riéndose –Entonces, quizás no todo lo que ves en las películas es verdad, pero ¿quién dice que los viajes en el tiempo no son posibles?-

Tom sacude su cabeza y le sonríe-Georg… eres un tonto-

-Sí, también te amo, hombre- Georg le responde con una sonrisa, deslizando su brazo por los hombros de Tom mientras caminan por la banqueta hacia el parque abandonado del pueblo. Tom se quita a Georg de encima y lo empuja.

-Demasiado amor, compañero, ya párale- Le advierte Tom mirándolo. Georg solamente se ríe de regreso;  él sabe que algo que realmente  disgusta a Tom es que las personas se acerquen mucho, especialmente alrededor de sus hombros. Es siempre algo acerca de ellos muy cerca de sus rastas, ya saben, algo tonto de la gente y su cabello.

Llegan al parque y caminan hacia la vieja y olvidada área de madera, un lugar perfecto para pasar el tiempo.

-Entonces, ¿vamos a ir a ese nuevo club hoy en la noche?- Georg pregunta con voz optimista – Hay  muchas chicas hot ahí, o eso es lo que he oído-

Tom sonríe –Cuenta conmigo- Dice, mostrando su sonrisa traviesa mientras juega con el pircing en la orilla de su boca, rodándolo con su lengua.

Ellos pasan el rato en alguna olvidada y vieja mesa de picnic y hablan acerca de tonterías, hasta que Georg mira la hora en su teléfono.

-¡Mierda, tengo que irme!- Georg grita mientras  le da un adiós a Tom y se escabulle por el camino de  grava para perderse de vista.

Tom menea su cabeza y se ríe, típico Georg, siempre corriendo tarde para algo. Se reclina contra la mesa, descansando en el asiento y sus piernas estiradas frente a él, sus codos sobre la madera podrida de la tabla de la mesa mientras su espalda descansa en el filo para sostenerse. Se queda mirando en la distancia por algunos momentos, soñando mientras mira a ningún lado en particular, pensamientos rondando su mente.

Pero entonces él gira su cabeza hacia un lado y levanta una curiosa ceja al notar algo muchas yardas a lo lejos.

Una pipa esta sosteniéndose de la tierra.

Tom arruga su frente en confusión  Eso nunca había estado ahí antes, piensa mientras se levanta y camina hacia la pipa y la examina.

La mira y cuidadosamente la patea con la punta de su tennis. Es robusto y hecho de alguna aleación de metal, pintado de negro y parece nuevo, la pintura aún parece fresca, y definitivamente no hay ninguna señal de moho o envejecimiento. Él no está muy seguro de qué es, aunque le recuerda vagamente a algo que vio en su libro de historia, como algún tipo de herramienta para sacar agua de la tierra, o algo parecido.

Se rasca la cabeza mientras le mira fijamente, terriblemente confundido en cuanto a por qué una cosa como esa estaría en el área abandonada del parque, rodeado por viejos y centenarios  robles y hierba muerta. Luce tan fuera de lugar, parada ahí como si hubiese sido construida el día anterior.

Probando para ver si la manija se mueve, Tom coloca su mano sobre el frio metan, sujetándolo firmemente mientras  la agitaba. Finalmente la manija se afloja y se mueve en su manos, junto con una gran ráfaga de viento, haciendo que las enormes ropas de Tom se pegaran a su cuerpo.

Extraño, Tom piensa mientras agita su cabeza y libera la manija,  no es más que una inútil pieza de…

Tom se paraliza después de levantar su cabeza y mirar alrededor, sus ojos se ensancharon ante el escenario que le rodeaba.

No está más en la abandonada parte del viejo parque. En cambio, esté parado en medio de un hermoso jardín, con hierba de un vibrante verde y rebosante de flores.

Gira su cabeza y toma nota de todas las diferencias. El cielo no está oscuro y nubloso como el lo recuerda luciendo justo después de la escuela, es placentero y lleno con blancas nubes esponjosas y largas.

Los centenarios y viejos robles no están más ahí, en cambio hay pequeños árboles empezando a brotar de la tierra. Y la hierba no está muerta, es saludable y fresca, y luce asombrosamente cuidada.

Y es cuando él se da cuenta que está en el jardín de alguien. Una enorme casa de piedra está  de pie frente a él, levantándose imponente sobre él y cubriéndolo como un castillo en un cuento de hadas. Está hecha de piedra gris y tiene un par de pisos, acompañados con largas ventanas. La fachada de la casa, o mansión, parece gritar “rico”.

Hombre, que ellos tienen algo de dinero Piensa Tom con una sonrisa traviesa mientras evalúa la casa, imaginando como sería vivir en un edificio tan espacioso.

-Disculpe señor, ¿podría, por favor, quitar su sucio cuerpo de nuestro césped?—Una joven voz viaja a través de la ligera brisa de la tarde.

Tom brinca con la voz y se gira a ver, en la distancia, a un alto y joven … ¿hombre? El no puede decir, aunque la belleza de la persona  es suficiente para hacer a cualquiera enmudecer;  hombros largos, cabello negro, labios carnosos, y un par de profundos ojos café chocolate. Tom se estremece por la belleza natural, estupefacto por como irradia de la persona frente a él.

-Discúlpeme, señor, Creo que le pregunté- La voz dice otra vez, ahora con un poco de fastidio evidente es su tono mientras se acerca a la cosa sobre el césped de su familia el nervio de ese muchacho . -¡Oh mi Dios!- La persona dice mientras se acerca a unos pies de Tom - ¡Cielos! ¿Qué está vistiendo? Ese traje es… es… ¡absolutamente atroz!-

Tom sonríe divertido, mirando sus enormes jeans azules y su blanca camiseta XXXL. Se encoge de hombros, sus rastas cayendo sobre sus hombros mientras mira de regreso a la persona que está parada justo enfrente de él ahora, la quijada del joven hombre caída mientras mira críticamente a Tom, de arriaba abajo.

-¡Y su cabello! ¿Qué… qué es esto?- El muchacho casi chilla mientras toma una de las rastas de Tom entre sus dedos y le da vueltas con asombro, realizando que de hecho, es cabello real. El muchacho libera la rasta y se sonroja ligeramente, notando que su gesto fue rudo, sólo alcanzando y tocando a ese hombre desconocido así.

-Um- Dice Tom, no sabiendo que decir, su voz atrapada en algún lejano lugar, encerrada en una caja de juguete.

-Y ¿qué es eso sobre su cabeza? ¡Nunca he visto algo como eso antes!- El muchacho exclama, apuntando a la cachucha inclinada tipo gánster de Tom- ¿Y esas… ropas? Nunca he visto algo cercano a eso en las tiendas, ni siquiera las tiendas baratas abajo en el barrio. ¿Dónde consiguió comprar esos arapos?- Pregunta, arqueando sus cejas con curiosidad mientras mira a Tom, que se ha quedado mudo, con una mirada expectante -¿y bien?-

Tom se siente como mudo, mientras soporta la mirada demandante de este muchacho, no pudiendo encontrar algún tipo de respuesta ¿qué pasa con este tipo tan apropiado?

Tom deja salir una risa nerviosa mientras mira de regreso al muchacho, mirando sus limpios y cortos bombachos.  Wow, que pasado de moda – Oye, Estás actuando como si nunca hubieras visto algo después del siglo XX- Dice con asombro.

-Bueno, lo desearía en mi sueños- El muchacho dice suavemente, ligeramente confuso por el cambio de tema. ¿No estaban discutiendo el atroz traje de este muchacho?

Tom se ríe un poco innecesariamente mientras toma otra mirada a su alrededor, notando que todo luce tan anticuado, diablos, incluso el aire parece viejo.

-Pero tu estás viviendo en el siglo XXI, es el 2008, montones de gente visten así- Dice Tom con un poco de confusión, aunque se sienta como si no fuera a ganar esta conversación.

-¿2008? Oh ¡mi Dios! ¿Ha usted… se ha herido en la cabeza recientemente?- El muchacho pregunta, alejándose un pasos de Tom, ganando alguna distancia.

-¿Qué quieres decir?-

-Lo siento, señor, pero es 1908- El muchacho continua suavemente, sintiéndose ligeramente triste mientras nota como la cara del otro muchacho palidece, sus mejillas se tornan algo blancas por la repentina noticia.

-¿1908?-

El muchacho afirma cautelosamente, temeroso de cómo este humano aterrador pueda reaccionar.

-Tú- Dice Tom, sacudiendo su cabeza y riendo mientras menea un dedo en el hermoso rostro del muchacho –¡Eres un tonto!-

-¡Discúlpeme, señor!- El muchacho responde con voz ofendida- ¿Qué me ha llamado?-

-¡Estás loco!- Grita Tom, ignorando la pregunta- ¡Esto es… Esto es absurdo! Es el 2008, No sé qué jodidos has estado fumando, o en qué tienda de ropa te la has pasado, ¡pero estás loco!-

-Creo que ellos dicen “Trátalo para conocerlo”- El muchacho responde defensivamente, aún en un ligero tono calmado mientras mira al muchacho despotricar y agitar sus brazos  alrededor como un hombre malo.

Tom cierra sus labios y trata de calmar su acelerado corazón. Esto está mal, piensa para si mismo. Aunque cuando echa un vistazo, sus alrededores parecen diferir con su mente desafiante.

El muchacho de cabello negro mira a Tom con un rostro de bienvenida, una pequeña sonrisa de sus labios mientras los familiares hoyuelos aparecen en sus mejillas.

-¿Está usted bien, señor?- Pregunta suavemente.

-¿Dónde estoy?- Pregunta Tom. El hombre arruga su frente- ¿dónde estoy?-

-1541 Apfelstraße- Responde rápidamente.

Los ojos de Tom se agrandan ante el nombre. Esa es la calle donde está el parque Piensa para si mismo, mirando alrededor notando los jóvenes árboles en desarrollo en los mismo lugares igual que los enormes robles en casa.

Él sacude su cabeza, murmurando innecesarias palabras a si mismo mientras sigue observando alrededor –Esto no puede esta pasando, esto no puede estar pasando ¡esto no puede estar pasando!- Casi grita, asustando al hombre quien aún esta parado en frente de él, mirándolo con curiosidad.

-¿Disculpe?- El joven pregunta, sin poder descifrar las incoherencias de Tom.

Tom levanta su cabeza y mira fijamente al muchacho- Necesito ir a casa- Declara firmemente.

-Bueno, ¿dónde vive? Estoy seguro que puedo ayudarlo a encontrarla-

Tom señala fuera de la casa, pasando la cerca que los mantiene adentro- Sobre la 5ta- Dice.

-¡La 5ta! Me temo que no es posible, muchacho tonto. La 5ta no es más que unos pequeños edificios de oficina, no hay casas sobre esa área del pueblo- Replica, tratando de retener la risa- Ahora, ¿dónde vive?-

-¡Te lo dije! Vivo en la 5ta, ¡y ahí hay casas! Lo sé, ¡Yo vivo allí!- Grita Tom, sin poder esconder su frustración –Muéstrame- Dice con voz consternada.

-¿Mostrarle? ¿Mostrarle qué, señor?- El muchacho pregunta.

-Muéstrame que allí no hay casa, no te creo-

-Bien, lo haría, pero me temo que no puede pasearse por el pueblo vestido es esos trapos- Responde él, señalando las enormes ropas de Tom.

-Bien, ¿tienes algo que pudiera tomar … prestado?-

El muchacho deja salir un suspiro, claramente disgustado con la idea de tener a este extraño muchacho vistiendo sus ropas, el pensamiento le hace estremecerse con disgusto. -Supongo que debo de tener algún viejo pantalón y una camisa de vestir que podría usar usted.- Dice él cortésmente, aunque aún no le gustara la idea.

-Genial- Tom dice con una sonrisa forzada ¿Pantalones? ¿Camisa de vestir? Joder, no está bromeando.

-Sígame- El muchacho dice, girando sobre sus talones y caminando rápidamente, no esperando a que Tom lo siguiera. Tom camina después del muchacho de cabellos negros y se sitúa a su lado mientras atraviesas el jardín y la casa de piedra –¿No creo que haya mencionado su nombre?- El joven dice, terminando en una pregunta.

-Oh, uh… Tom- Responde.

-¿Sólo Tom? ¿No hay apellido?-

-Kaulitz-

-¿Kaulitz?- Repite con un leve interés- ¿está usted relacionado con John y Helen Kaulitz? Ellos son amigos cercanos a mis padres- Dice él.

-Uh… no. No lo creo. Tom dice, aunque no sabe nada de su árbol familiar.

-Hmmm-El muchacho dice, mirando a Tom a ver si hay algún parecido entre la cara de él y la de los amigos de sus padres.

-¿y tú eres?- Tom pregunta, interrumpiendo los pensamientos del muchacho.

-¡Oh mi Dios! ¡Qué grosero de mi parte no presentarme! Soy Bill Trümper- Dice deteniéndose a medio paso y extendiendo su mano hacia Tom. Tom estrecha la suave mano y sonríe ligeramente. –Un gusto conocerle, Sr. Kaulitz- Dice Bill con una sonrisa.

Separan sus manos y entran a través de la larga puerta de entrada de la casa de piedra, Bill conduce a Tom dentro de espacioso salón principal. Tom permanece asombrado, su quijada casi cayéndose mientras mira el rededor- Es como algo salido de un libro de historia- Murmura calladamente.

-¿Disculpe?- Pregunta Bill.

-Oh, um, nada, sólo… tienes una linda casa- Dice él, mirando el tapete borgoña del vestíbulo y la escalera en frente de él y la rica madera de las paredes y la barandilla.

Bill sonríe mientras señala a Tom que lo siga por las escaleras con carpeta al segundo piso.-Gracias, mis padres estarían agradecidos de escuchar eso-

Tom rola sus ojos ¿Qué es todo eso del discurso tan propio?

Bill camina dentro del dormitorio y abre un cajón del vestidor y comienza a rebuscar en él algo de ropa, y saca un gastado pantalón café junto con una camisa de vestir lisa. Se las da a Tom.

-Aquí, Puede cambiarse aquí, Sr. Kaulitz. Esperaré en el vestíbulo- Dice Bill con una sonrisa mientras camina a la puerta y la cierra detrás de él, la puerta se cierra con un ligero y suave click.

Tom mira a las ropas en su mano –Esto es loco- Murmura y avienta las ropas en la cama y camina hacia la ventana, mirando afuera sobre el jardín dónde estuvo minutos antes.

Sacudiendo su cabeza con asombro, saca su celular de su bolsillo y lo abre.

La pantalla está negra.

-Que jodidos, ¡acabo de cargar este pedazo de mierda!- Susurra a la habitación mientras presiona el botón de encendido, esperando que se encienda.

Pero nunca lo hace.

-Genial, entonces, estoy en la casa de un anticuado lunático y mi teléfono no funciona, brillante- Murmura mientras comienza a cambiarse con la ropa proporcionada, sintiéndose como si estuviera entrando dentro de un bizarro episodio de “1900s House”.

Después de unos minutos mira a hurtadillas dentro del vestíbulo, abriendo la puerta un poco.

-Hey ¿Bill?- Pregunta suavemente.

-¿Sí, Sr. Kaulitz?- Bill Pregunta, entrando en su vista y sonriendo su casual y cortés sonrisa.

-¿Tienes un teléfono?-

-¿Un qué?- Pregunta, frunciendo la frente en confusión.

-Sí, ¿un teléfono?-

Bill sacude su cabeza, aún confundido por la pregunta. Tom golpea su frente con su mano.

-Oh, bien, claro que ustedes chicos no tiene uno… no importa- Dice, desapareciendo dentro del cuarto. Él jala de la tela rasposa y mira su reflejo en el reflejo de la ventana- Esto es jodidamente ridículo- Dice demasiado fuerte, pero eso no lo detiene de girar y dejar la habitación, siguiendo a Bill dentro de las calles.

Él mira el pueblo conforme caminan lejos de la casa de piedra, y Bill, o el Sr. Trümper, esta hablando sobre cosas al azar que Tom no comprende. Las casas y edificios son todos de aspecto viejo, como esas pinturas y fotografías que Tom ha visto en sus libros de texto de la escuela. Las mujeres están vestidas en graciosos vestidos, sombreros y todo, y los hombres están vestidos de forma similar al traje de Bill, pantalones, sacos y camisas de vestir. Todos ellos lucen como si fueran a ir a una cena-baile, o saliendo de algún juego anticuado.

Pero mientras Bill y Tom alcanzan la 5ta, Bill aún parlotea sobre algo que escuchó el otro día, Tom no ve lo que normalmente ve todos los días. En cambio de ver las dobles y pequeñas casas, ve unas pocas tiendas pequeñas, tiendas de conveniencia, y un diminuto edificio de oficinas.

Quizás Georg tenía razón Piensa para el mismo, su cara palideciendo mientras toma otra mirada a su alrededor Quizás el viaje en el tiempo es posible.

 

Notas finales:
(n/a) Hmm… gracias por leer. Comenten si gustan, aunque no estoy segura si estaré continuándolo. Quizás como un… proyecto adicional? No sé, depende de lo que ustedes piensen ^_^

(n/t) Pues, mi primera traducción, intente hacerla lo más apegada posible, pero al final tuvo interpretación en algunas partes, sobre todo para adaptar las frases al idioma XDD Cualquier falta ortográfica o daño inintelegible, avisan. La autora les da las gracias por leer y espera que la disfruten de todo corazón.

Devi.
Debes INICIAR SESIÓN (login) o (registro) para poner un comentario.
Noticias
Recopilatorio Gratis "9 sonatas literarias!
Vamos a celebrar el Día del Trabajador con un nuevo libro homoerótico escrito por varias grandes autoras, algunas de las cuales las conocéis porque han publicado algunos de sus trabajos en slasheaven.

Son relatos cortos en los que hay de todo, misterio, romance, aventura… y todos y cada uno de ellos relacionado con una canción.

El título del recopilatorio es “9 sonatas literarias” y aquí os dejo los enlaces desde los que podéis descargarlos gratuitamente. Repito: ES GRATIS. Así que no sé a qué estáis esperando.

9 sonatas literarias


9 sonatas literarias


9 sonatas literarias




--Administrador en 01/05/14 - 09:03 pm 38 Comentarios
Guiones nick
Os pedimos que no utilicéis los guiones a la hora de poneros un nick, ya que está dando problemas cuando se ingresa en la cuenta y hay que cambiar el seudónimo eliminándolo.



Gracias por vuestra ayuda

--Administrador en 06/06/13 - 11:37 am 53 Comentarios
Nuevo libro:
Os queremos anunciar la publicación de un nuevo libro. Una historia original que está realmente bien y que merece que le demos un empujoncito

Esta es la web donde podéis encontrar el booktrailer y también los links donde se puede adquirir “Sangre y acero”

Os dejo un extracto del resumen, para ir abriendo boca: “En Fuego y Acero, la distancia entre el orgullo y el honor, la fuerza y la tiranía, el amor y el odio, queda reducida a cenizas por las intensas pasiones de sus protagonistas, que desafiarán incluso a su propio corazón para forjar su destino."

Fuego y Acero en Third Kind


--Administrador en 31/01/13 - 07:54 pm 134 Comentarios